Menu
Regístrate

¿POR QUÉ PENSAMOS LO QUE PENSAMOS?

24/12/2022

En este día, quiero hacer un viaje de cómo una semilla puede transformarse en un árbol o en un barco. De cómo metamorfosearse, en cualquiera de esas dos formas, será inevitable.

Del bosque al aserradero

El frío nos recuerda cada año lo ineludible. Da igual cuánto hayas llegado a florecer, cuánto hayas aprovechado tu camino que el destino es el mismo.

De un tiempo a esta parte, me he hecho amigo de la realidad y enemigo del pesimismo. Esto puede resultar contradictorio, pero, para mí, cobra mucho sentido conforme pasan los años.

Nos acercamos a un período complicado. La madurez trae no solo el endurecimiento de tu corteza si no, que también nos hace ser testigos de cómo el árbol que observamos nada más abrimos los ojos y que nos ayudó a dar los primeros frutos, empieza a quebrarse. Poquito a poco…

¿Guiamos o recorremos el camino?

I. EUDAIMONIA

Ayer tenía 18 años y hoy estoy pensando en cómo quiero que sea mi vida a futuro. Estoy mirando una casa en el campo y me encantaría tener hijos. Perros y a poder ser una gran huerta. Dicho y hecho. ¿No?

Lo primero que deberíamos plantearnos es: ¿Somos un árbol o la madera que compone el barco?

Nos esforzamos en percibir la vida como si fuésemos una semilla que va a convertirse en un árbol fuerte e imperecedero. Con fuertes raíces, viviendo donde hemos nacido, al abrigo del resto de árboles y hierbas que nos vieron crecer. Esto nos genera tranquilidad. Pero no tenemos que olvidar, que como dijo Pau, la vida es un chiste con triste final.

Si de algo me he dado cuenta es que no merece la pena intentar seguir unos pasos nunca recorridos anteriormente pero sí reflexionar dónde quieres llevar tu vida.

Con esto me refiero a algo muy sencillo: agarra la brújula, señala una dirección, tala esos árboles y arma el barco más descomunal que puedas imaginar. Dirígete al norte. Pero ten presente que va a haber oleaje e islas; tempestades y momentos de extrema calma. Pregunta a Doña Isabel y Don Fernando si esperaban llegar a aquel puerto.

No debería preocuparnos cualquier sorpresa que se cruce en nuestra vida, al fin y al cabo ¿Qué es el camino?

“Disfruta el camino", no paran de repetirme. “Disfruta el camino", no paro de repetir…

¿Somos realmente tan importantes como para que nuestros problemas tengan algún tipo de relevancia? He conocido a gente increíble con unas vivencias lejos de lo común y un intelecto que ya me gustaría a mi acariciar en sueños. ¿Sus problemas? No le importan a nadie más que a su círculo más cercano.

Considerar la vida como una dirección y no como una sucesión de pasos, le quita relevancia a qué podemos encontrarnos en el transcurso del mismo.

De esta manera, de lo único que tenemos que preocuparnos es por nuestras acciones diarias tomadas en pos a la vida más plena posible.

O quizás y solo quizás, lo mejor sea apreciar cada piedra que nos aparece como la forma del camino mismo.

Al final, llegamos a una conclusión y es que no hay conclusión. Tanto si debemos guiar nuestra vida hacia una dirección o intentando seguir un camino ya creado por algo mayor a nosotros, lo único que podemos hacer es intentar disfrutar de una copa de vino condimentada con conversación, junto a alguien que te haga olvidarte de lo pequeña que es y será nuestra existencia.  Polvo somos, del polvo venimos y en polvo nos convertiremos.

Si me preguntas a mí cómo lo veo, a estas horas, escribiendo con “Riptide" de fondo, tengo claro que, al no tenerlo claro, prefiero seguir una única dirección. Aceptando que el mareaje pueda llevarme a un destino diferente al originario. Desde hace tiempo tengo la suerte de haberme dado cuenta de lo que me mueve y hace feliz, afortunadamente no es tan difícil de conseguir. Me encanta lo que tengo y lo que tendré, sin saber muy bien qué diablos es.

Tengo claro que me gusta crear, que algo que solo se halle en mi imaginación, materialice en algo tangible. Morirme sabiendo que al menos hay algo que no existía cuando nací a lo que di forma durante mi existencia. Me encantan los micrófonos y hablar, hablar muchísimo. Beber vino mientras canto - voy mejorando mis graves con “Broken Bones" de Kaleo—Por lo que parece bastante normal que invierta un buen dinero en un estudio de grabación en la casa de campo, espacio para una bonita guitarra y un suelo fácil de limpiar. ¿Tener miles de m2 y poder crear algo relacionado con perros abandonados? Quién sabe.

El póker está lejos de aburrirme, lo estudio cada semana con una pasión enorme gracias a tener a gente que me plantea dudas interesantes. Desde las clases, los coach con Leo Margets privados y cualquier duda de un novicio por Twitch. ¿Cuándo somos conscientes de si algo es complementario o es lo único y principal? No consigo atisbar si esas horas que paso devanando la cabeza con Leo o preparando clases son el complemento o la pasión en sí.

Me siento muy agradecido cada día por tener la fortuna de dar clase y ayudar a gente a subir tantos niveles -facts-. Agradecido por poder dedicar mi tiempo a lo que más me apasiona del póker que es estudiarlo y enseñarlo. Gracias en particular y en general a todo aquel que me permite disfrutar de este sueño. Grindo cada día, sí, pero el objetivo, la dirección, no es la misma que cuando me quedaba hasta las 6am con Kike peleando el lobby de 100s. Desde aquí le doy las gracias a Leo en particular por cada semana cargarme las pilas de pasión por este maravilloso juego. Gracias a su impepinable obstinación por querer seguir aprendiendo, disfrutando como si llevase en esto un par de años, consigue trasladar, a todo aquel que tenga la buena fortuna de hablar de póker con ella, en qué consiste la verdadera pasión aristotélica.

Las pasiones van acompañadas de placer y dolor, pero, sobre todo, de una imposibilidad metafísica de separación de nuestro verdadero ser.

Si vis pacem, para bellum. “Si quieres la paz, prepara la guerra".

Prepárate para cuando la diosa fortuna decida abandonarte, que te pille con la escopeta cargada.

II. TIMÓN…¿Y PUMBA?

“Es necesario que las personas forjen una verdadera autoestima, comenzando por desarrollar la capacidad de hacer autocrítica" – Zenón de Citio.

Mi dirección ahora mismo se basa en tener libres los sábados y domingos, levantarme a las 6am, entrenar hasta las 8, trabajar hasta la 13h, y cerrar el día a las 20h. Eso me deja con 5 días libres para grindar, restando a su vez las horas de trabajo y la preparación de las clases (6h prepararla y luego darla por la tarde) me deja con un total de 16 días con horarios de mañana y tarde. La solución es sencilla: grindar menos horas y estudiar el doble. Simplemente mi dirección es la misma, pero por otro sendero.

Saberse conocedor de errores propios te hace, en mi opinión, más libre. Te permite saber que aunque seguramente te sobreestimes en otros aspectos, al menos en alguno tienes los pies en el suelo. Si todos vamos a equivocarnos, el que sea consciente y esté preparado para ver esos errores tiene un pie más virtuoso que el otro.

Es curioso cómo soy incapaz de ver la tele hoy en día. Por mucho que piense que estoy volviéndome loco, que no puede ser que todo sea tan tedioso, tan plano. Es conectar un debate y escuchar a una persona hablando desde los sentimientos sobre cómo mejorar el sistema de pensiones. Imagino que antes, mucho antes, en las guerras médicas algún ateniense también se vería tentado a rehuir el conflicto apelando al diálogo con los persas.

¿Cómo hemos podido pasar de alabar al irreverente a convertirnos a una especie de puritanismo cutre americano donde los temas importantes de la vida generan conflicto en lugar de reflexión conjunta?

¿Os habéis preguntado alguna vez cual sería el mejor político posible? Qué quimera si quiera imaginarlo.

La solución la encontré afeitándome: el único capaz de dar malas noticias.

Esto va a colación con la propiocepción errática que deberíamos tener (mencionado en la parte 1).

La pregunta real es: Si todos van a cagarla ¿Cómo puede ser que ninguno dé NUNCA malas noticias?

Prosigamos que íbamos muy bien.

III. SIGUE AL CONEJO BLANCO

“Si voy a morir, moriré cuando llegue el momento. Como me parece que aún no es la hora y tengo hambre, voy a comer." – Epicteto

No sé si tengo la potestad como para dar algún consejo u opinión de vida. No sé si es que tiendo a dramatizar poco, supero bien los baches, disfruto mucho todo lo que tengo y no añoro lo que no tengo o que simplemente tengo buena estrella.

De todas maneras, me remito a uno de mis favs’ de infancia: Ace Ventura. Jim Carrey, en una entrevista comentó: “Ojalá todo el mundo se vuelva rico y famoso para que se den cuenta que esa no es la respuesta".

El presentador elevado por una nube de tóxica moralidad contestó: “Eso es fácil decirlo siendo Jim Carrey". A lo que nuestro detective de mascotas despachó con “Quién si no es Jim Carrey puede decirte que ser rico y famoso no es la solución".

¿Somos realmente libres? ¡Claro, puedo decir lo que quiera!

Eres libre porque dices lo que piensas, pero… ¿De dónde viene lo que piensas?

La concepción de libertad no tiene más relevancia que la que tú le quieras dar. Sé libre en tu rutina, sé libre en tu aventura, sé libre manteniéndote firme, sé libre cambiando de rumbo.

Encuentra a gente que te inspire, no hay sensación más extraña que la energía que te puede entregar una persona. La voz y el tono que utilizamos nos desenmascara rápidamente ya que, cuando es hablado, el lenguaje no es más que ondas y en función de la intención que transmita el emisor hará más o menos efecto en el receptor.

No le daría mayor importancia a pasar por una etapa dónde las relaciones se parecezcan más a dos erizos buscando el calor para no morir de frío, sufriendo a su vez la punción de sus espinas. Al final acabarán acercándose en la medida que se den calor y el dolor no se haga insoportable. No hay final feliz, no hay relación perfecta. Ni efímera ni eterna. Existe lo que queramos que exista. Solo tenemos que plantearnos cuánto estamos dispuestos a dar.

Si la vida es más o menos real es bastante irrelevante ya que siempre vas a correr despavorido cuando veas a un dinosaurio en patines persiguiéndote.

Puede llegar el día que todo esto se acabe y descubramos que estábamos equivocados. Mientras tanto, seguirá escribiendo el que es leído y viviendo el que ha despertado, al igual que el árbol no cae si nadie lo escucha.

  • GL REIBEN
  • I dont need any luck, Sarge. I was born lucky.

   Espero que te haya gustado, nada me haría más feliz. Puedes encontrarme en twitter: @spadejack10; dando clase en www.mentopoker.com o subiendo una foto de vez en cuando en Instagram: teuso8.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

One comment on “¿POR QUÉ PENSAMOS LO QUE PENSAMOS?”

  1. No sé por dónde empezar a redactar lo que pienso de lo leído o mejor aún de lo que me ha dado, lo que ha sembrado en mí.
    Tantas ideas ahora mismo y no logro ordenarlas -¡agg! esto realmente me molesta. Es quizá por eso que me ha encantado lo que acabo de leer, la forma de escribir y llevarme de aquí allá y retomar el hilo.
    Llevo mas de 20 minutos intentando digitar lo que pienso pero no puedo, escribo y escribo y al final termino dando a la tecla de retroceso... Debo darte las gracias porque de nuevo me has dado esta sensación de querer leer, querer escribir, hacer una introspección mientras escucho una buena canción o rasco el cuello de gato que está sentando en mis piernas.

Copyright © 2022. Mentopoker.
crossmenu